Sunday, April 29, 2007

En la tierra de los eternos horizontes




Me siento atrapada en una soledad sofocante. No sé dónde estoy porque ya no sé quién soy. El mundo sigue su curso, al tiempo no le importa nada, no encuentra obstáculos que retrasen su camino. Pero yo me siento retrasadamente obstaculizada. Hace mucho que no tengo la energía de saltar, por lo tanto hace mucho que no avanzo.

Estoy en ningún lado, en la tierra de los eternos horizontes a los que es imposible llegar. Líneas infinitas que separan a la nada del vacío. Yo me encuentro en el vacío...me gustaría llegar a la nada. Mi vacío, lleno de hologramas, que desesperadamente intento asir para encontrarme, de nuevo, en la ridícula situación de atrapar un puño de aire con mi mano.

Inconexión, nulo entendimiento, vacío empático.

Mi ambición se desborda por mi diminuta taza de la no-acción. Empieza a inundarlo todo, desvaneciendo los pocos colores que quedan y me vuelvo gris...gris...gris. Me gustaría acabar transparente, como la esencia. O quizás voltear mi dentro hacia fuera como un muñequito de hule.

Regresar a donde me dejé olvidada hace tiempo y encontrarme sentada en una banca. Sentarme al lado y esperar a que vuelvan a encontrarnos, con la esperanza de que nos estén buscando.

se.


3 comments:

Anonymous said...

El cesped es siempre màs verde al otro lado.
Las sonrrisas de corazòn te permiten saltar.
BesosAnalgesicos: R!

Cristina R. H. said...

Tu prosa es muy bella, muy metafísica y muy poética y transmites muy bien esa sensación, esa emoción de desasosiego. ¿Has intentado expresar todo esto a través de la poesía?

yole said...

La primavera seguro que ayuda a tu vuelo y salto...
Saludos nuevos desde aquí al lado.