Monday, February 16, 2009

Cadáver exquisito








Salamanca.

Tu grandeza,

moldea cadáveres.






se.

12 comments:

Lulú said...

duermes? Aquí son las 22.08h. No sé si las casualidades existen pero me alegro de que nuestros caminos se hayan cruzado en el océano. Te enlazo en mi blog para saber de ti. México es defectuoso pero sorprendente...tú me entiendes, verdad? Todo es asombro. Sigo al Sur...disfruta las calles de mi tierra. Yo siempre seré extranjera en cualquier parte...manías...

Un abrazo

Dr. Flasche said...

Quizás el mío propio?

un saludo!

Anonymous said...

se torna cadaver,
se torna individuo,
convierte
advierte
inerte
...
...
...
y jugar por jugar
sin tener que morir o matar
y vivir al reves
que bailar
es soñar
con los pies.

Es lindo manosear el diccionario, sugerir espasmos a la lengua, dormitar entre las comas, aclimatarse a las raíces para tocar con las uñas el cielo.
TQ.
Ricardo Cólera.

josepayan said...

"salamanca, tus losas, guardan cadáveres aburridos".

por cierto teníamos un cadáver a medias, no se si te acuerdas???????

Nano said...

Cadáveres vivos
y cuerpos pudientes
llenos de piernas
y memoria
recorren sus calles
perdiendo de vista
la razón y la locura.

IZ said...

¡Buenísimo! Gran ejercicio, ese de los cadáveres e.

Un beso

rhinslumber said...

Los cadáveres rezuman polvo en el maestro de Ávila, polvo de estrellas y neón.

Jacobo Tafoya said...

Tengo ya rato masticando estas 5 palabritas, me dejaste queriendo desglosarlo y exprimirle significado a má sno poder, aunque igual no lo tenga o sólo se te haya ocurrido algún día y así lo escribieras. Moldear cadáveres... a la conclusión que llegué fue que, primero, obviamente es mucho más grande esa sola palabrita, SALAMANCA, que los nombres que se te ocurran, con la enorme diferencia de que son los nombres los que la hacen grande, y a esta ciudad indescriptible, cada visitante le fuimos construyendo su propia grandeza. Eramos cadáveres cuando llegamos y fuimos moldeados? O es que aquel que logra cierto renombre termina por ser moldeado gracias a esta grandeza de nuestra ciudadcita.

Tal vez Cantinflié, pero estoy seguro de algo: nada define mejor a Salamanca que su Grandeza y ser una mujer escultora, no sé si de cadáveres, pero de que sales de ahí más vivo y a la vez más muerto, jamás lo voy a negar.

Saludos Sofía. Espero todo vaya bien.

Lucí a said...

sofia-elena
me gustan tus gustos,
son muy parecidos a los mios
suerte en Mexico

Pilart(heory) said...

Sofía,
hacía tiempo que no pasaba por aquí


Fantástico, magnífico tu poema...me ha traído a la memoria intertextual otros versos -"me he vuelto demasido sensata / [...]/ perfecta hasta la náusea"- tan bellos como los tuyos, como M. Reyes, como tú.


Siempre es un placer acompañarte en esta road movie hacía una tierra que, precisamente por baldía, es maravillosamente potencial. El barbecho es el tiempo de la espera y la regeneración.


Un beso fuerte.



P.

Anonymous said...

yo no sé qué hago aquí, los miro a todos ustedes que se escriben, no sé si se conocen, no sé si los conozco, pero la grandeza de lo inevitable me sedujo hasta llegar a ustedes, quiero que entren en mí, en este deseo me entiendo a mí mismo, las puertas están abiertas, las dejé para que entre cualquiera y comparta conmigo, lo entendí por la mañana cuando al fin me desnudé delante de una mujer que no conocía y ella me aceptó.

Gabriel Crespo said...

sobervio