Wednesday, October 24, 2007

Muerte

Me siento calva, calva de todo.
Me quedo desnuda donde Dios es muerte.

La cola del pez golpetea en mi cama.
Y mientras lo siento dentro de mi,
un diminuto hombre con sombrero negro
me mira desde la esquina.

Me pesa el gran casco de la desidia,
y sudo el vapor de mi indiferencia.

La oscuridad ha dejado de ser noche.


se.


5 comments:

frag said...

este escrito tuyo me ha gustado! Yo tambien he sentido la mirada del diminuto hombre! Just staring at me...
En respuesta a tus preguntas de mis posts, el texto es 100% mio, si no lo fuera pondria abajo de quien es y de dónde lo saqué, pero pues si dice fgmta. o frags o fragmata son mios hehe..la fotos no son mías, de repente pongo random pics en yahoo y me salen algunas. Dependiendo de lo que escribo, utilizo una que me haga sentir lo que plasme en palabras.
Gracias por leerme sofi! es un honor que lo hagas tu y que te guste tanto de verdad lo aprecio muchisisimo!! Sabes que yo tambien te quiero y te admiro por lo que eres.
Espera mi mail...

fgmta.

yole said...

¿Quién soy, tú me preguntas?
Si lo sé, cómo no saberlo.
Charro salmantino yo no soy,
soy un sencillo "gachupín"
que adora y sueña con una sirena.
Ya entonces sabes quién soy.

Besos nuevos.

Diego Belfort said...

Sofia:
De casualidad - o tal vez de causalidad - he llegado a tu blog, que por cierto me parecío muy bueno de contenido, permíteme felicitarte y te aviso que ya tienes alguien más que visite tu blog seguido y te deje sus comentarios.
Un abrazo,

josepayan said...

me gusto tu poema, me gustan los poemas, me ponen, cuando siento algo, lo que sea.

de funkypalabrasperdidasdefinitivamente.

por aqui ando entre luces y sombras.

Anonymous said...

Bravo! es lo mejor que he leido de lo que me has enseñado lo que no quiere decir que lo otro desmerezca.

Un beso,
Angélica.